Frontoplastia de reducción, la cirugía que hace la frente más pequeña.

Frontoplastia de reducción, la cirugía que hace la frente más pequeña.

Reducir el tamaño de la frente es posible mediante una sencilla cirugía llamada Frontoplastia y, aunque no es una técnica demasiado conocida, tiene cierta demanda principalmente entre mujeres y también pacientes transgénero dentro de lo que se conoce como cirugías de feminización facial. El Dr. Alexo Carballeira, cirujano plástico en Valencia y Director de AC Cirugía Plástica, realiza esta técnica con resultados muy satisfactorios y de manera que la cicatriz sea prácticamente inapreciable y oculta por el pelo.

 

La frontoplastia o cirugía de reducción de frente tiene como finalidad reducir la frente ancha bajando la línea de implantación del cabello, de forma rápida y poco invasiva. Esta técnica se realiza quitando una porción del cuero cabelludo y no implantando pelo, aunque el trasplante capilar es otra de las opciones para reducir el tamaño de la frente. Sin embargo, esta es la única técnica que permite un resultado inmediato.

 

De avance medio se consiguen 2,6 cm, según las publicaciones, y la medida posible de reducción dependerá de la laxitud del cuero cabelludo. Se lleva a cabo normalmente con anestesia general, pero también con anestesia local más sedación, tiene una duración aproximada de 2 horas y no requiere ingreso hospitalario.

 

¿Quién es el candidato ideal para una Frontoplastia?

 

Para garantizar un buen resultado es importante el diagnóstico y determinar si el paciente es buen candidato para la cirugía de reducción de frente. Por tanto, el candidato ideal es una paciente mujer con la línea del pelo alta de nacimiento (congénita) y sin antecedentes familiares de perdida de cabello. También puede realizarse en hombres con frente amplia, normalmente se considera una frente ancha aquella que mide más de 6 cm. Por otro lado, cuanto mayor sea la laxitud de los tejidos del paciente mejor, puesto que posibilita un mayor avance. La causas de tener una frente ancha pueden ser hereditarias o adquiridas. “Cabe distinguir entre lo que se entiende como Frontoplastia para elevar las cejas ( lifting frontal) y Frontoplastia para reducir la frente, por causas hereditarias, perdida de pelo o incluso en ocasiones para corregir secuelas de lifting..” indica el Dr. Alexo Carballeira.

Además de lo anterior, una de las maneras más efectivas de asegurar el mejor de los resultados es que el paciente esté en buen estado de salud física y psíquica, como ante cualquier intervención de cirugía estética. La preparación es sencilla, aunque hay que seguir ciertas recomendaciones médicas como la realización de unos ejercicios para favorecer la laxitud del cuero cabelludo consistentes en recogerse el pelo en una coleta y tirar de ella hacia adelante y hacia atrás las dos semanas previas a la intervención.

 

 

Recuperación tras la intervención

 

Tras la intervención, hay que llevar un vendaje durante los primeros días y dormir con la cabecera un poco incorporada. Con la medicación adecuada el postoperatorio no es muy molesto. Después de someterse a la frontoplastia, transcurridas las primeras horas posteriores a la intervención el paciente se podrá ir a casa. A los 7 días el paciente irá a revisión y se retirarán los puntos. Durante un tiempo el cuero cabelludo se queda un poco acorchado, pero se recupera pronto. Conviene dar suaves masajes y protegerse del sol.

 

Ahora ya sabes que reducir el tamaño de la frente es posible de forma rápida, sencilla y poco invasiva, eso sí hay que ponerse en manos de un cirujano plástico con experiencia. El resultado es inmediato, natural y significativo, puesto que la proporción entre los diferentes elementos del rostro es importante para tener un rostro estéticamente bonito.

 

Sin comentarios

Comentar

× Consúltanos tu caso