El lipedema no es celulitis ni tampoco obesidad

El lipedema no es celulitis ni tampoco obesidad

El lipedema no es celulitis ni tampoco obesidad, aunque no son pocas las veces que se confunden. Este hecho dificulta que la persona que la padece identifique esta enfermedad, por lo que normalmente se retrasa el diagnóstico y su tratamiento. Inicialmente queremos aclarar estas diferencias para a continuación hablar de un novedoso tratamiento (ACUALIPO o BODYJET), con el que se están consiguiendo muy buenos resultados.

 

Lo que se conoce coloquialmente como Celulitis es grasa que se deposita debajo de la superficie de la piel y con irregularidades u hoyuelos. Generalmente se forma alrededor de las caderas, los muslos y los glúteos. Las fibras de colágeno que conectan la grasa con la piel pueden estirarse, romperse o tensarse, y esto permite que los adipocitos sobresalgan causando las irregularidades visibles en la superficie de la piel. Todos tenemos capas de grasa debajo de la superficie de la piel, así que incluso la gente delgada puede tener celulitis. La Celulitis propiamente dicha es la inflamación aguda de los tejidos blandos de la piel, de carácter difuso, doloroso y supurativo, que afecta a la dermis y al tejido celular subcutáneo.

El lipedema es una entidad clínica de carácter crónico en la que también se produce acumulación de grasa, pero a un nivel subcutáneo más profundo, habitualmente en los miembros inferiores desde la cadera a los tobillos. Se produce alteración de los canales prelinfáticos y provoca fragilidad en los capilares sanguíneos. A diferencia de la Obesidad no responde a regímenes de adelgazamiento, ni al ejercicio físico y se trata de siluetas descompensadas en las que las extremidades inferiores son más gruesas que el resto del cuerpo. De hecho, se han dado casos de personas diagnosticadas de anorexia donde el problema ha persistido, evidenciando que no depende del esfuerzo, por lo que esta enfermedad conlleva serios problemas físicos y psíquicos a quien la padece. Lipedema tampoco es lo mismo que Linfedema, en este último manos y pies sí presentan hinchazón y suele ser unilateral, es decir, suele afectar a un solo miembro y siempre hay afectación linfática.

 

Principales síntomas del Lipedema

 

Los síntomas dependerán del paciente y del grado de la enfermedad, pero son habituales los siguientes:

  • Dolor en los tejidos blandos, ya sea en reposo como al caminar o al tocarlos.
  • Acumulación repentina de grasa, como decíamos, desde la cintura hasta las rodillas o tobillos.
  • Sensación de presión en los nódulos generados.
  • Perdida de elasticidad en la piel.
  • Aparición de hematomas con mucha facilidad
  • Sensación de cansancio.

 

Tratamiento mediante Liposucción asistida por agua (ACUALIPO)

 

Su tratamiento quirúrgico mediante Liposucción asistida por agua a presión (ACUALIPO o BODYJET) está dando muy buenos resultados, tras años de experiencia en otros países europeos como Alemania o Finlandia. De hecho, el Dr. Alexo Carballeira en los últimos meses ha tratado a varios pacientes que llevaban años padeciendo esta enfermedad y en seguimiento médico en unidades de referencia nacionales para linfedema con resultados muy satisfactorios. El agua a presión hace que las células de grasa se desprendan con mayor facilidad, por lo que no se dañan los conductos y ganglios linfáticos durante el proceso de eliminación de la grasa.

 

En definitiva, es fundamental el diagnostico del lipedema y ponerse en manos de un buen especialista para tratarlo. En nuestro caso quirúrgicamente mediante ACUALIPO y drenaje linfático manual. Para una mayor información disponemos de la primera consulta médica gratuita donde se evaluará al paciente y facilitará toda la información sin ningún tipo de compromiso.

 

Sin comentarios
Consúltanos tu caso