Cirugía Reparadora en la Mama y el Tronco

¿Qué es?

La Cirugía Reparadora o Reconstructiva en la mama o zona del tronco trata de reconstruir las estructuras dañadas o anómalas en esta parte del cuerpo. Las causas de las mismas pueden ser malformaciones congénitas o de nacimiento, accidentes, enfermedades o secuelas tras intervenciones quirúrgicas.

Cirugía Reparadora en la Mama y el Tronco

Reconstrucción mamaria tras un cáncer

Reconstrucción mamaria tras un cáncer

Una de las Cirugías Reparadoras más habituales es la reconstrucción mamaria después de un cáncer, puesto que el cáncer de mama sigue siendo el tipo de tumor más habitual entre las mujeres de nuestra sociedad. Además de ser una grave enfermedad, su tratamiento requiere normalmente la mastectomía o extirpación de la mama, con la consecuente pérdida de un seno para la mujer que la padece. La reconstrucción mamaria proporciona una mejoría tanto en el plano físico como psíquico. Hoy en día hay varias técnicas para llevar a cabo la reconstrucción:

  • Reconstrucción mamaria heteróloga, o lo que es lo mismo mediante implantes de silicona o suero salino normalmente.
  • Reconstrucción mamaria autóloga, cuando se emplean tejidos del propio paciente.
  • Reconstrucción mamaria mixta, mediante la combinación de las anteriores.

La reconstrucción puede ser inmediata (durante la misma intervención donde se extirpa la mama) o diferida (transcurrido un tiempo) y la idoneidad de una técnica u otra quedará supeditada al criterio del cirujano plástico.

Cuando la reconstrucción de la mama se realiza mediante prótesis y ha transcurrido un tiempo desde la mastectomía suele ser necesario colocar antes un expansor.  Esta técnica tiene ciertas limitaciones, ya que no se puede realizar en pacientes que hayan recibido radioterapia o que presenten mala calidad de tejidos en la zona.

Actualmente, según explica el Dr. Alexo Carballeira, la técnica más habitual es el DIEP porque presenta muy buenos resultados. En esta cirugía se extirpa piel y grasa de la parte baja del abdomen, junto con una arteria y una vena que la irrigan y se trasplanta a la misma paciente a la zona mamaria a reconstruir. Esto se realiza sin dañar la pared abdominal y estéticamente el abdomen presenta el resultado de una abdominoplastia. El tacto, forma y la manera de envejecer de la mama es la más natural.

Cirugía Reparadora en la Mama y el Tronco

Antiguamente, era habitual el colgajo TRAM (músculo abdominal) ya que este tejido es muy similar al mamario. Sin embargo, a día de hoy pocos cirujanos utilizan esta técnica pues implica cortar músculo. Otra de las técnicas con más tradición es la reconstrucción con colgajo del músculo dorsal ancho, aunque también superada a día de hoy por otras técnicas menos invasivas.

Otras zonas frecuentes de donde se extrae el colgajo son la cara interna del muslo (TUG) o de los glúteos (SGAP, IGAP). Mencionaremos también una novedosa técnica de reconstrucción a base de lipofilling mamario masivo (expansor BRAVA) pero su uso todavía no está extendido.

Además son habituales las exéresis de mamas supernumerarias, mamas tuberosas, reducciones en gigantomastias, y síndrome de Poland (ausencia del músculo pectoral) entre otras.

En el abdomen se realizan más frecuentemente reconstrucciones de la pared abdominal, como hernias, cicatrices, colostomías,… y con mucha frecuencia se reparan diástasis de rectos normalmente causadas por los embarazos, obesidad, secuelas tras cirugías bariátricas, etc.

Más información: 665 027 006 y pacientes@accirugiaplastica.com

Consúltanos sin compromiso, la primera visita es gratuita

Consúltanos tu caso