Cirugía Reparadora en Cabeza y Cuello

¿Qué es?

La Cirugía Reparadora o Reconstructiva en la zona de Cabeza y Cuello trata de recuperar o mejorar la función de las estructuras dañadas o anómalas del organismo en estas zonas. Las causas de las mismas pueden ser malformaciones congénitas, accidentes, enfermedades, entre otras.

Malformaciones congénitas

En cabeza y cuello, se corrigen malformaciones congénitas, es decir, desde el nacimiento. Entre estos tipos de malformación encontramos, por ejemplo:

Labio leporino, cuando el labio superior de una persona está partido por una malformación del paladar, o labio leporino con paladar hendido.

Anotia y microtia en las orejas, la anotia es un defecto en el cual la oreja no está presente. La microtia es un defecto en el cual la oreja es pequeña y no se ha formado correctamente.

Retrognatia mandibular, es decir, irregularidades esqueléticas y dentales que afectan a esta zona.

Atrofia hemifacial, atrofia facial unilateral que afecta al tejido celular subcutáneo, cartílago, tejido graso y estructuras óseas subyacentes.

Quiste o fisura branquial, es un tumor congénito que se ubica en la región lateral del cuello.

cirugia reparadora cabeza y cuello
cirugia reparadora cabeza y cuello

Daños provocados en cabeza y cuello

La Cirugía Reparadora de Cabeza y Cuello también corrige defectos o problemas adquiridos como: secuelas de traumatismos, quemaduras, enfermedades o cirugías, etc.. ya sea en el momento que se producen o a posteriori. Es frecuente la resección de tumores cutáneos (sobre todo basocelular, espinocelular y melanoma) y corrección de deformidades en la piel o cicatrices retráctiles.

También es habitual llevar a cabo blefaroplastias funcionales, por ejemplo: cirugía de ectropión para poner los párpados en su posición correcta, septoplastias por limitación de la respiración o reconstrucción de orejas, labios y/o nariz.

Es común la cirugía reparadora o reconstructiva en cabeza y cuello tras procesos quirúrgicos para el tratamiento de enfermedades, como el cáncer, puesto que nos encontremos con estructuras dañadas que necesitan ser reparadas por un cirujano plástico.

La parálisis facial es bastante frecuente tras traumatismos o cirugías de tumores como el neurinoma del acústico o colesteatoma, y su tratamiento consistirá en diversas opciones según tipo de paciente, edad y antigüedad de la lesión del nervio facial.

Concretamente el cáncer de cabeza y cuello es una variedad que se desarrolla en zonas como la boca, la garganta, la cavidad nasal o la piel de la cara y cuello. Este tipo de cáncer es el sexto más frecuente a nivel mundial.

Los factores de riesgo externos más comunes para padecer cáncer de cabeza y cuello son el tabaco, el alcohol o la exposición solar prolongada. Sin embargo, detectado precozmente puede tratarse con éxito mediante cirugía o radioterapia y se asocia con una tasa de supervivencia del 80%.

El tratamiento del cáncer de cabeza y cuello es multidisciplinario e implica a distintos especialistas, como cirujanos plásticos, otorrinonaringólogos, cirujanos maxilofaciales, neurocirujanos, odontólogos, oncólogos, etc y en el tratamiento quirúrgico el cirujano plástico es el encargado de la reconstrucción del defecto creado tras la extirpación del tumor o incluso de extirpar el tumor y reconstruir la zona.

Nuestro equipo de cirujanos de AC Cirugía Plástica, dirigido por el Dr. Alexo Carballeira, está especializado en Cirugía Reparadora y tiene amplia experiencia en este tipo de procesos reconstructivos.

Más información: 665 027 006 y pacientes@accirugiaplastica.com

Consúltanos sin compromiso, la primera visita es gratuita

Consúltanos tu caso