Aumento de pecho con técnica combinada: prótesis más grasa propia

Aumento de pecho con técnica combinada: prótesis más grasa propia

 

La Mamoplastia de aumento, o lo que es lo mismo el Aumento de pecho, sigue siendo en España la Cirugía Estética más demanda con más de 18.000 intervenciones al año. Sin embargo, aunque la mayor parte de estas intervenciones siguen siendo mediante prótesis de silicona hay una tendencia creciente a la utilización de grasa autóloga, es decir del propio paciente para un mejor modelado de la mama. Esto es un hecho que ya ha quedado de manifiesto en los últimos Congresos Internacionales, ya que mediante la técnica combinada de prótesis más grasa se obtienen unos resultados excelentes.

 

Las ventajas de utilizar grasa propia

 

Son muchas las ventajas de la utilización de injertos de grasa propia, y es que mediante la técnica de lipofilling se consigue eliminar grasa de aquella zona del cuerpo donde sobra y utilizarla como material de relleno en aquella que deseamos un mayor volumen. En términos generales destacaremos que es el material más seguro, que mejora la calidad y elasticidad de la piel y produce unos resultados muy naturales y duraderos. Concretamente con respecto al pecho, según afirma el Dr. Alexo Carballeira, la combinación de prótesis y grasa de la propia paciente es la mejor técnica cuando se busca obtener un volumen considerable y un modelado de la mama para conseguir un aspecto natural.

 

La técnica combinada de Aumento de pecho es la mejor manera de corregir la asimetría entre ambos pechos, de mejorar su forma, alcanzar aquellos puntos donde la prótesis no llega y suavizar los bordes de las prótesis. Además, la utilización de este material es idóneo para incrementar el escote y dar la sensación de unos pechos más juntos.  Gracias a la gran plasticidad de la grasa el remodelado es relativamente sencillo en manos de un cirujano experimentado y el resultado, como decíamos muy satisfactorio en cuanto a tamaño y aspecto natural.

 

La tendencia es a poner un 50% de volumen aportado por la prótesis y el otro 50% aportado por la grasa, de manera que la prótesis al ser tan pequeña sobre todo ayuda a conseguir mayor proyección. Esto es así porque el comportamiento de la grasa de una mama es como el de una montaña de arena, es decir, llega un punto en el que un mayor volumen de grasa no consigue una mayor proyección y por eso es útil la prótesis. La técnica combinada también es idónea para los casos de recambio de prótesis, ya que evita poner una de mayor tamaño que la anterior con el fin de compensar el tejido cicatricial.

 

ACualipo y su importancia para esta técnica

 

Para poder utilizar la grasa, como hemos comentado, primero hay que extraerla de la zona donante mediante una liposucción. La liposucción asistida por agua, Acualipo o lo que es lo mismo BodyJet, es fundamental para garantizar la calidad y durabilidad del injerto de grasa. Esto de debe a que al extraerla se produce un menor daño en el tejido adiposo, publicaciones científicas llegan a describir una supervivencia entre el 80-90% frente al 50-70% con la tradicional técnica de liposucción.

De todas formas ante una Cirugía Estética, en este caso un Aumento de pecho, siempre hay que valorar las características del propio paciente y sus expectativas para elegir la mejor técnica para su caso concreto.

2 comentarios
  • Laura

    Hace 4 meses me cambié las prótesis mamarias.
    Me gustaría injertarme grasa propia para acabar de perfilar la forma y juntarlas, y disminuir un pequeño rippling.

    09/08/2019 at 15:47

Comentar

× Consúltanos tu caso