Lobuloplastia

¿Qué es?

La lobuloplastia o cirugía del lóbulo consiste en reparar el desgarro del mismo producido por algún tirón brusco, por el continuo uso de pendientes con peso, o simplemente como consecuencia del paso de los años. Su finalidad es corregir el daño, pero también proporcionar una imagen más joven y poder utilizar de nuevo pendientes sin el efecto de descolgamiento.

Beneficios de la lobuloplastia

Repara el lóbulo

Aspecto más joven

Posibilidad de llevar pendientes de nuevo

Infórmate sin compromiso

1ª consulta gratuita

*He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad de esta web

La intervención

En primer lugar se llevará a cabo la limpieza de la zona y a continuación se aplicará la anestesia, en este caso local. Una vez anestesiada la zona, el paciente ya no notará ninguna molestia y se procederá a extraer la piel del interior del agujero o del desgarro para después suturarlo tanto por la parte de delante como por la posterior para conseguir una correcta cicatrización. Este proceso no tiene una duración mayor de 30 minutos (los dos lóbulos).

Una vez acabado el proceso, los lóbulos se protegen con unos esparadrapos quirúrgicos y a los pocos días se caerán o se retirarán y los puntos transcurridos los 15 días.

Tipo de tratamiento: quirúrgico.
Tiempo de realización: 30 minutos.
Anestesia: local.
Hospitalización: no requerida.
Tiempo de recuperación: mismo día.

Recuperación

Al día siguiente el paciente podrá hacer vida normal, pero no deberá mojarse las orejas. El nuevo agujero para los pendientes ha de hacerse pasados dos meses, para dar tiempo a que la herida cicatrice correctamente.

En ocasiones, debido a la pérdida de grasa del lóbulo, se puede reforzar la zona inyectando algún relleno biocomplatible (como el ácido hialurónico) o la grasa propia del paciente para una duración mayor. El lóbulo tendrá una mejor consistencia y mejor estética, aunque no siempre es necesario este procedimiento.

Resultados

Muy significativos

Apreciable de inmediato

Permanente

En definitiva la lobuloplastia es una intervención muy habitual, rápida y fácil en la que normalmente quedará una cicatriz muy poco visible, que permanecerá oculta (al menos una parte) al ponerse el nuevo pendiente.

Más información: 665 027 006 y pacientes@accirugiaplastica.com

Consúltanos sin compromiso, la primera visita es gratuita